3000 € en sonrisas

“De repente, miré a mi alrededor y me vi rodeado de varias decenas de personas que se habían reunido para aportar lo mejor de sí, para ayudar a gente que lo había perdido todo”.

El sábado 27 hubo una tormenta perfecta en el polideportivo del colegio San Agustín de Valladolid.  Se unió la fuerza del que instruía, la bravura del que aprendía, la voluntad del que se exhibía, la canalización del que organizaba y la paciencia del que lo veía desde la grada.

El resultado de todo ello fue un vórtice de energía para ayudar a aquellos que más lo necesitaban, aquellos que a pesar de no conocerlos ya forman parte de nosotros. Hemos sido capaces de insuflar nuestro aliento para que ellos puedan respirar un poco mejor.

En una sociedad donde la falta de valores es evidente, el trabajo de las artes marciales nos lleva a desarrollar esos valores olvidados (disciplina, lealtad, honor, sinceridad, etc.).

Gracias a todos los implicados ya que podemos aportar 3000€ en sonrisas.

Dar… sin pedir nada a cambio.

Saber y actuar es uno y lo mismo.