ENTRENAMIENTO REALISTA Y LA REALIDAD DEL ENTRENAMIENTO

Kensho Furuya sensei

Por: Kensho Furuya sensei

EN UNA TAZA DE TE: ENTRENAMIENTO REALISTA Y LA REALIDAD DEL ENTRENAMIENTO.
Esta es la historia de un conocido profesor de religión que fue entrevistado por un sabio monje Zen. Cuando ambos se sentaron en su primer encuentro, el monje Zen comenzó a preparar al profesor una taza de té.

Entonces, puso el preparado en la taza y la lleno tanto que se vertió por todo el suelo.
-¿Que esta haciendo?- le increpó el profesor, ante tan extraño comportamiento.
-Preparando el té-le replicó el monje muy sereno.- Tu mente es como esta taza de té. Si la llenas solo con tus propias ideas, nada mas cabe en ella .Vacía tu mente, entonces podremos empezar.-
El desaparecido Bruce Lee, empleo este famoso episodio en su última película,” Enter the Dragon”, en una escena en la que enseñaba a un joven estudiante a boxear.
Buscando dentro de una taza de té, podemos ver el reflejo de la luna. Pero la luna que vemos en la taza de té no es la luna en si misma. Por supuesto este es un concepto fácilmente entendible. Incluso ahora en nuestra vida diaria a menudo mezclamos lo que es real lo que es reflejo de la realidad.

Miyamoto Musashi, el gran maestro de la espada del siglo XVII, en el Japón feudal, solía contar la historia del mono en el árbol, que veía reflejada a la hermosa luna en el agua de un estanque, pensando si sería la auténtica luna. La mente humana es fácilmente confundible.
Estos días, muchos profesores hablan sobre el “entrenamiento realista” o sobre el “entrenamiento real”. Por supuesto nuestro entrenamiento debe estar bien echo y contener técnicas efectivas y hábiles.

Aveces pienso en la cantidad de gente que habla del entrenamiento real como si fuera algo muy lógico, sistemático y una forma de práctica muy directa. El entrenamiento real, ellos creen, que es trabajo y que es realista.

Muchos consideran que el entrenamiento tradicional es contrario al entrenamiento realista. Pero la pregunta es “ Qué es real?”. Nos hemos preguntado esta cuestión desde que el hombre primitivo admiraba el cielo y miraba las estrellas y la luna. Aún seguimos sin saber la respuesta.

La religión y la filosofía nos pueden dar solo una opinión o un sincero argumento. La Ciencia, solo puede tomar medidas de lo que vemos y como se sabe, la ciencia esta cambiando todos los días.

¡ Si solo el mundo real fuera lógico, directo y sistemático como nuestras verdaderas técnicas! Pero es bastante contrario: nuestro mundo es ilógico. A menudo, esto no tiene sentido en absoluto.
En Artes Marciales, podemos confundirnos a nosotros mismos si pensamos que el auténtico camino es seguir un método que sea más directo y efectivo. Pero por ejemplo, ¿cuál es el método más directo y efectivo para hacerse rico? ¿Quién lo sabe?. Yo no.

En la vida real, hay preguntas que no tienen un respuesta tan directa. Verdaderamente las cosas no son tan lógicas como a nosotros nos gustaría que fueran..
La luna en la taza de té no es la auténtica. Es nuestra idea personal por el momento, nuestro concepto de realidad. El mundo Zen , somos partidarios de tirar la taza de té y admirar a la luna en si misma, la auténtica. Pero incluso entonces, la imagen completa de la luna, que se dibuja en nestro ojo y lo que vemos tiene una forma completamente diferente, quiero decir, tan fuera de nuestro alcance pero casi tocándola. Pisando la luna o buscándola a través de miles de kilómetros en la lejanía, son dos formas bastante diferentes de la misma realidad. Pocas veces vemos ambas perspectivas durante nuestras vidas.

El entrenamiento realista, quizás sea solo una confusión que percibimos a través de los sentidos y que creemos que es correcta. Es un proceso que tiene lugar en nuestras mentes y en nuestra imaginación. Es salir hacia el concepto “Oh, creo que puedo hacerlo mejor”.

Empezamos entrenando y escuchando a nuestros profesores por todo el mundo. Tan pronto como hemos desarrollado cierta destreza tratamos de improvisar nosotros mismos encontrando métodos mas eficientes de entrenar, promoviendo nuestra eficacia/destreza nosotros mismos. Poco a poco, cogemos nuestras experiencias y apuros del aprendizaje con los movimientos y técnicas de la practica. Esta es la progresión natural del entrenamiento. Pero esto solo tiene lugar si es continuo, día a día producto de nuestra mente y de nuestra imaginación.

Las sabias personas, saben la diferencia entre la simple apariencia de su cabeza (que no es real) y lo que resulta de sus experiencias (que son reales). Esto es la realidad del entrenamiento.
Pero bastante a menudo, lo que decidimos que es entrenamiento real es simplemente producto de nuestra imaginación o de nuestro concepto de técnica y movimiento, el cual probamos ante nuestros enemigos y enseñamos a nuestros estudiantes. Este es un proceso artificial.

Extraído de la web del Dojo Kodokai de Salamanca (España)