Forma, Fondo y transmisión

Espíritu Inmovible

FudoMyo Espíritu Inmovible

Recuerdo lo que decían los antiguos filósofos:

“El gran peligro del hombre es el olvido”

Cuanta verdad encierra esa frase ya que el ser humano dispone de esa “capacidad” para olvidar lo sucedido, sea bueno o malo.

Los que queremos caminar dentro del BUDO, los que anhelamos algo más, los que queremos de alguna, o de todas, las maneras trabajar los valores de las AAMM, llegamos a plantearnos seriamente nuestro FORMA de trabajo.

En el dojo moderno, que no tendría que estar lejos del tradicional, ya que los valores de antaño tienen más importancia, aun en la sociedad actual, el alumno debe cuestionar la Forma y su forma de práctica. Debe ser capaz de VER la FORMA de transmisión por parte del instructor o del Sensei, creo que debemos no equivocarlos, el FONDO que quiere transmitir, así como la forma de hacerlo.

Nos encontramos dojos, en los que la gente entra con unas espectátivas y al cabo del tiempo se siente defraudado (por diversos motivos) por que no encuentra en la transmisión aquello que necesita para su crecimiento personal.

La forma se tornará como el molde y si este tiene aristas y si con el paso del tiempo no se liman, el trabajo no será correcto.

El alumno debe pedir y dar (practicar, sudar y servir de ejemplo dentro y fuera del dojo), de esta forma se llenará. El maestro debe transmitir y de esta forma se vaciará, después  estará repleto.

El FONDO (verdadero motivo), la FORMA (el mensaje) y la TRANSMISIÓN (la forma de hacer llegar el mensaje) es lo que hace al instructor en MAESTRO.

¡¡¡Shikin Haramitsu Daikomyo!!!
“Cada experiencia del día de hoy sea un paso más que nos acerque al conocimiento y la iluminación que buscamos”