El entrenamiento invisible

Entrenamiento invisible = Complemento ideal
Entrenamiento invisible = Complemento ideal

No se trata de una técnica secreta para hacerte invisible, no. Recibe este nombre el entrenamiento que cada deportista realiza por cuenta propia, y que el Instructor no puede dirigir directamente, ya que no está presente para verlo. Por eso se llama entrenamiento invisible.

Este tipo de entrenamiento, si es correctamente aplicado, puede ser muy beneficioso, ya que estaremos mejor preparados física y técnicamente para enfrentar los entrenamientos cotidianos o dirigidos. O sea, los que hacemos en clases con el instructor y nuestros compañeros.

Para hacernos una idea, el entrenamiento invisible se lleva a efecto los días que “no entrenamos”; por ejemplo, si entrenamos lunes, miércoles y viernes, nuestro entrenamiento invisible (o personal), puede ser los días martes, jueves y sábado, dejando el día domingo para descansar y recuperarnos.

¿Y qué debo entrenar en esos días?

En primer lugar, debemos poner atención al período de entrenamiento en que nos encontremos, si estamos en período de preparación física o si estamos en período de competencias, ya que el trabajo a realizar será distinto. Por ejemplo, ahora estamos en un período de preparación física, donde lo principal es trabajar la resistencia general, y el fortalecimiento de la musculatura.

Preparación fisica
Preparación física

En segundo lugar, lo que habitualmente se hace en estos días es trabajar los músculos que no se trabajaron en clase. Según esto, si el lunes se trabajó mucho trote y elongación, la idea es que el martes trabajes con un trote más relajado unos 15-20 minutos, pero también hagas flexiones de brazos, abdominales, sentadillas. Ejercicios que no se hicieron en clase. Y que al final termines con elongación.

Otro aspecto que también se incluye dentro del entrenamiento invisible es la nutrición, ya que debemos cuidar lo que comemos para evitar subir de peso y poder obtener las energías necesarias para entrenar sin problemas. Se incluye dentro del entrenamiento invisible porque el Profesor o Entrenador no sabe lo que come cada uno; él no te ve si acaso pasas comiendo comida basura, o si realmente te alimentas como corresponde y bebes mucha agua. El instructor te puede orientar pero eres tú el encargado de preocuparte de este aspecto, bastante importante por lo demás.

No debemos olvidar nuestro aspecto psicológico, la relajación, la meditación e incluso el sueño. Este punto lo trataré en este blog en un especial.

El entrenamiento invisible es muchas veces solitario
El entrenamiento invisible es muchas veces solitario

Como ves, el entrenamiento invisible es un punto importante dentro del entrenamiento en general. Y no es tan difícil de realizar, sólo hay que organizarse y hacerse el tiempo para llevarlo a cabo.

Podéis visitar Portal Fitnes

Y Men´sHealth